Los Clippers aprovechan la baja de Gobert para igualar la serie

La lesión de Rudy Gobert, ocurrida a los 17 segundos de abrir la serie, no se notó a fondo hasta el segundo partido. Tras un tímido debut que acabó en derrota, los  abusaron sin piedad de las carencias interiores de Utah para estrenar su casillero de victorias. Casi más importante que el 99-91 final, los 60 puntos anotados en la pintura fue el factor clave de un necesario triunfo para el equipo angelino.

Bajo la magistral dirección de  (21 puntos y 10 asistencias), los interiores titulares de los Clippers se dieron un festín en la zona de Utah.  (24 puntos) y  (18 puntos y 15 rebotes) superaron con facilidad la escasa resistencia ofrecida por jugadores como Derrick Favors, Boris Diaw o Jeff Withey, a años luz de la solvencia defensiva que ofrece habitualmente Rudy Gobert.

Abuso interior

 


En este escenario, sorprendió incluso que la victoria no fuera más contundente. Los , pese a caer, resistieron con honor. Incluso con una vía de agua tan masiva como la que sufrían en la pintura, y sin ganar segundas oportunidades habituales con Gobert en cancha, no permitieron ninguna relajación a los Clippers. Eso sí, nunca llegaron a ponerse por delante en todo el partido.

Gordon Hayward (20 puntos, pero con un 5/15 en tiros de campo) no vivió su mejor partido, y Joe Johnson (13 puntos) tampoco alcanzó la heroica del primer duelo de la serie. El incansable trabajo de Joe Ingles (9 puntos, 6 rebotes, 3 asistencias y 3 robos) daba equilibrio a los Jazz a ambos lados de la cancha, atenuando otras limitaciones del equipo frente a los Clippers. El buen trabajo de la segunda unidad de Utah también aprovechó la más limitada rotación angelina para reducir ventajas.

La batuta de CP3

 


No hubo oportunidad de más. Con el trío de estrellas de los Clippers, el dominio era claro. En los minutos decisivos, Chris Paul controló con maestría los tiempos del partido, evitando que su rival encontrara el ritmo para aspirar a una remontada que nunca llegó. Utah tendrá que esperar el regreso en condiciones de Rudy Gobert, cuyo estatus para el resto de la serie está todavía por determinar, o encontrar la fórmula de cortar su hemorragia en la pintura.

Su técnico Quin Snyder tendrá ahora dos partidos en casa para reorganizar su equipo, claramente desequilibrado sin el gigante francés. Si en el primer duelo los Clippers de Doc Rivers no supieron improvisar la mejor forma de atacar la pintura, no fallaron en el segundo. El objetivo angelino será ahora que la batalla por avanzar a segunda ronda de playoffs del Oeste se decida bajo el aro.

Lock full review www.8betting.co.uk 888 Bookmaker

Facebook /Basket.cl

Twitter @basketcl