"Tengo claro que no voy a vivir del básquetbol, aunque para mí es una pasión"

 

 

Tiene 15 años y un promisorio futuro como basquetbolista. Esperanza Oyarzún Valenzuela es alumna de Segundo Año Medio en el Colegio Adventista de Valdivia e integrante de la categoría U-15 de la Universidad Austral que juega el campeonato de la Liga Femisur. (Austral de Valdivia)

En el equipo "pingüino" y junto a compañera como Paula Ortiz, Constanza Lagos, Renata Oliva e Isidora Avila trabaja a las órdenes de la entrenadora Andrea Bilbao, este año con el objetivo de alcanzar el título de su serie en el torneo sureño, que reúne a equipos de las regiones de La Araucanía, Los Ríos y Los Lagos.

La base de 1.58 metros de estatura vivió cuatro años en Madrid, donde practicó atletismo y natación y a su regreso al país junto a su madre -Carmen Gloria- se incorporó a la escuela de básquetbol femenino de la Uach, con el profesor Edgardo Bilbao.

Así, ya con seis años de formación, Esperanza Oyarzún señala que "el equipo siempre es y será más importante que las individualidades. Todas aportamos algo y somos fundamentales para el grupo".

Jugadora

¿Recuerdas cómo fue tu integración al básquetbol?

-Es un deporte que siempre me llamó la atención y es bastante completo.

¿Cuáles son tus características como jugadora?

-Como conductora, tengo que tener buena visión de cancha, ser ágil y rápida, tomar decisiones y organizar el juego. Además, soy zurda y prefiero penetrar, en vez de lanzar de fuera.

¿Cuáles son tus fortalezas y cuáles tus debilidades?

-Como habilidad tengo la rapidez y soy buena en defensa. Pero, tengo que mejorar el manejo de balón con la mano derecha: es algo que trabajo desde chica, pero mi entrenadora dice que aún me falta.

¿Y tus expectativas como jugadora?

-El año pasado tuve el privilegio se ser llamada a la preselección chilena Sub-15, junto a otras compañeras, pese a que el equipo era de la categoría 2001 y yo nací el 2002. Entonces di un año de ventaja y ahora espero seguir ahí, porque mi meta de este año es llegar nuevamente a la selección. También quiero seguir asistiendo a los Juegos de la Araucanía; más adelante estar en la selección universitaria y si se da la posibilidad, llegar a la selección adulta de Chile.

¿Deporte y estudios o un complemento de ambos?

-Quiero estudiar Medicina y seguir jugando y estudiando, porque tengo claro que no voy a vivir del básquetbol, aunque para mí es una pasión. Pero en Chile, en la parte masculina es más fácil jugar a nivel profesional, salvo que te vayas al extranjero.

¿A quién o quiénes tienes como referentes en el básquetbol?

-Primero, a Constanza Antero, que pese a tener un par de años que mí nada más, es seca. A nivel de la WNBA, mi ídola es Mya Moore, de Minnesota Lynx. Y de la NBA admiro a Lebron James, de los Cleveland Cavaliers, que es un jugador súper completo.

¿Qué opinión tienes de la Liga Femisur?

-Es una instancia súper buena, porque permite viajar y se juega en todas las categorías. Hay actividad durante todo el año y el nivel es súper bueno. El año pasado fuimos segunda con la Sub-15, perdimos la final con Ancud, pero esta vez el desafío que tenemos como equipo es ganar el campeonato.

DESTACA PREOCUPACIÓN DE ENTRENADORES

La relación con sus entrenadores en la Universidad Austral es un tema que destaca Esperanza Oyarzún Valenzuela: "Los profes (Edgardo y Andrea Bilbao) siempre están presentes. Tengo una muy buena relación con ellos, porque se preocupan más allá de la parte solamente deportiva. Además de deportistas están formando personas y se preocupan de todo el equipo, de todo lo que nos pasa".

"Como conductora, tengo que tener buena visión de cancha, ser ágil y rápida, tomar decisiones y organizar el juego". "La Femisur es una instancia súper buena, porque permite viajar y se juega en todas las categorías".

Esperanza Oyarzún, Basquetbolista escolar"

Lock full review www.8betting.co.uk 888 Bookmaker

Facebook /Basket.cl

Twitter @basketcl