"Me da pena lo mediocre que esta la liga por culpa de tres o cuatro personas que no saben hacer las cosas"

Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Usted necesita tener Javascript activado para poder verla. (El Llanquihue)

 

Su rostro evidencia molestia, enojo, malestar y todo calificativo que se pueda utilizar, cuando se tiene la certeza y convicción de que las cosas en el básquetbol criollo no se están haciendo bien.

Es Carlos iglesias, técnico del CEB, quien no ocultó la rabia que sintió al saber que lo económico primó por sobre lo deportivo a la hora de que la Liga, encabezada por Irán Arcos, decidiera que -nuevamente- Valdivia sería la sede del triangular de la conferencia sur.

El mandamás de la liga, que además es directivo de Deportes Castro, reconoció que no existe presupuesto para la organización del mini torneo y que, por lo mismo, a la hora de decidir, no tomaron en cuenta el rendimiento de los planteles, sino el aporte que cada club ofreció, donde Las Ánimas postuló con un millón de pesos sobre la mesa.

- ¿Qué opina de todo el proceso de licitación de la sede del triangular?

- La manera en que se hizo la licitación creo que es culpa de los dirigentes. Primero, por aprobar este tipo de campeonatos en el sentido que en el triangular no se privilegia la parte deportiva, porque la liga argumenta que no tiene plata. Entonces, para qué desde un principio lo hacen si no tienen cómo. Segundo, todos los dirigentes reclaman que el tiempo que llevan parados, que no tienen ingresos, que esto no puede ser; pero ellos mismos aprobaron este tipo de campeonato. Tercero, el presidente es dirigente de Castro, entonces cómo va a ser juez y parte de una designación, por más que digan que él no sabía o que la decisión la tomó otro y él mismo argumentó que era por la parte económica. Entonces, si es así, para qué hace jugar 32 partidos de la fase regular, si después ellos hacen lo que quieren o lo que les conviene en el momento. Y si dicen que no tienen plata, para qué aprueban desde un principio todo eso.

- ¿Y esos temas no se conversan?

- Lo que pasa es que acá nadie quiere decir las cosas, todos van con evasivas y el comentario de todo el mundo del basquet, es la Liga; pero no pasa por Las Ánimas, por Católica, porque ganaron la licitación: pero deportivamente, lo que están haciendo es una vergüenza.

- ¿A qué se refiere con que sea una vergüenza?

- Porque hicieron un campeonato donde juegas seis o siete partidos con los mismos equipos y después se quejan que la gente no va; la gente se cansa, no es tonta. Este es un torneo donde no hay demasiados buenos extranjeros que den mucho espectáculo. Entonces, nosotros queremos tapar con un dedo todo lo malo o lo que aprobaron, que verdaderamente es malo. Y si nos damos cuenta de una cosa, acá nadie quiere hablar. Todos especulan que estamos molestos, sentidos, pero de la boca para afuera, pero nadie dice las cosas como tiene que decirlas.

- ¿Qué le causa todo esto?

- Verdaderamente me da pena, pero no por ir a jugar a Valdivia a Castro o donde se tenga que jugar, sino que me da pena lo mediocre que somos y lo mediocre que se está poniendo la Liga por culpa de unos tres o cuatro, que no saben hacer las cosas, que no las manejan bien. Entonces, quien paga todo ésto es el más débil y en este caso Puerto Montt, que es un club nuevo, que acepta todo lo que piden, todos los reclamos; entonces, son demasiado buena gente y se abusa de la buena gente y de las buenas personas.

- ¿Y ahora qué se viene?

- Vamos a tener que ir a jugar, lo vamos a hacer de la misma manera que si lo hubiéramos jugado acá. Pero también hay mucha inquietud por el tema del arbitraje y no sólo lo digo yo; yo no me quejo ni me he quejado de los árbitros, pero hay inquietud porque el presidente de la Liga tiene intereses creados, pero eso no lo dicen. Afortunadamente, pude hablar con varios dirigentes de clubes que piensan lo mismo que yo y si no lo dicen, alguien tiene que poner el cascabel al gato y tiene que decir las cosas.

- ¿Cuáles son las condiciones que propuso Valdivia?

- No lo sé, porque algunos postulan hotel, otros cabañas y otros hostería. Por eso digo, si privilegian la plata y la licitación la gana Las Ánimas porque va a dar un millón de pesos más y la Liga está muy necesitada de plata, si es por eso, creo que acá los dirigentes se han equivocado y tendrían que haberle puesto unos tres o cuatro millones de pesos, para seguir fomentando la Liga y hubiéramos hecho la liguilla acá. Pero si se tiene que jugar en Las Ánimas, que se juegue allá, pero no sé las condiciones porque dicen que son cabañas, pero no sé dónde quedan ni cómo son. Vamos a ver el jueves y espero que dentro de las mínimas posibilidades estar en un lugar bueno, donde uno pueda tener las mismas condiciones.

- Ante estas condiciones donde no se privilegia lo deportivo, ¿valió la pena jugar y desgastar a los jugadores 32 fechas?

- Creo que no, pero lo que pasa es que ahora se están dando cuenta de lo mal estructurada que estaba la Liga, porque tenían muchos vacíos. Empezaba el play off y todavía no se tenía planificado cómo se iba a jugar el triangular, quién iba a ser sede, dónde sería. Esperan hasta el último momento para decidir y si no van a privilegiar lo deportivo, entonces para qué prepararse y hubiéramos esperado. Hay equipos que ganaron cinco o seis partidos y que deportivamente se ve que no le salieron las cosas o se hicieron de mala manera, pero se premia la plata.

- ¿Qué es lo que más le molesta de todo ésto?

- Que nadie diga nada, que todos sigan igual, que todos piensen lo mismo, porque he hablado con seis o siete de los doce dirigentes y todos piensan igual, pero no dicen nada. Pero me argumentan que no ha habido reuniones de la Liga, por eso que no pueden decir las cosas y que, verdaderamente, ya llegó un momento en que esto se debería haber hecho mucho antes. Yo he estado callado demasiado tiempo y hay muchas injusticias que, por el bien del basquet, se tendrían que ver, mejorar y que, de una vez por todas, hagan una Liga que -verdaderamente- privilegie la parte deportiva y no la económica.

- ¿Qué cree que hay detrás de la directiva que encabeza Irán Arcos?

- No sé, quizás un poco de desconocimiento, porque tengo que pensar que siempre es por el bien. A lo mejor, los mismos dirigentes no se habían dado cuenta que era una Liga no financiable. Yo no digo que no liciten, pero mantener las mismas posiciones que salieron los clubes, por ejemplo, si el cuarto lugar no la licita, le pertenece al quinto y si este tampoco lo hizo, será el sexto. Pero cosas, así, donde el que pone más plata la gana, no me parece. Porque, además, tanto se habla del crecimiento de la Liga y pese a todo lo que hemos crecido, otra vez vamos para atrás.

- ¿Qué espera de este triangular?

- Si no hay nada raro con el tema del arbitraje, esperamos ganarlo. Esperamos hacer el sacrificio como para ganarlo y mantener la categoría.

- ¿Qué hará si al llegar a Valdivia las condiciones no son óptimas?

- Yo me voy a devolver, pero no sé si el equipo o la institución, porque no soy el dueño. Pero eso es poner presión y no viene al caso. Pero cuando hay que tomar una decisión, hay que tomarla de una vez por todas y yo soy empleado de un club y yo estoy aceptando algunas cosas, desde el momento que las sigo, pero no me gusta cómo se están haciendo las cosas y de ahí en adelante veré qué camino tomo.

Lock full review www.8betting.co.uk 888 Bookmaker

Facebook /Basket.cl

Twitter @basketcl