La última temporada de Casspi (29 años) fue la más pobre de sus ocho temporadas en esta liga. Omri Casspi fue el primer jugador israelí en formar parte de un equipo de la NBA, el Sacramento Kings, donde las tensiones con el entrenador Dave Joerger hicieron que fuera rápidamente transferido al New Orleans Pelicans, donde sufrió una lesión en su primer juego. Al final de la temporada firmó con el Minnesota, pero no dejó una marca positiva, terminando con un promedio de 5.2 puntos y 3.1 rebotes en 36 juegos.

En lo económico, los Warriors están construyendo su rotación de banco con austeridad como regla de oro y ya han firmado con Stephen Curry este verano un nuevo contrato y recibieron un importante descuento de Kevin Durant, quien notificara al equipo que no percibirá dinero alguno durante el periodo como agente libre que será hasta finales de julio, ya que el jugador desea facilitar la labor para completar la plantilla del Golden.

En otro orden de cosas, parece ser que Casspi reemplazaría al jugador Matt Barnes y le dará al entrenador Steve Kerr cierta libertad de acción en el banco en las posiciones 3 y 4.