La soberbia está justificada

Escrito por Maximiliano Aguilera.


La noche prometía un partidazo. El séptimo juego entre Boston Celtics y Cleveland Cavaliers cerraba las finales del Este. Triunfo para la visita que se impuso 79-87 en el TD Garden para asegurar su paso a la final absoluta de la NBA. Su rival se define este lunes, cuando Houston Rockets reciba a Golden State Warriors para romper la paridad en el último partido de la serie del Oeste.

El primer cuarto comenzababien para Boston, aprovechando la localía y manteniendo bajo custodia a LeBron James. Los Cavaliers por su parte, seguía de cerca a los Celtics, aunque algunos puntos abajo. Eso sí, con la calma de tener todo un partido por delante, pues pese a que el 23 de los Cavs movía a su equipo y ellos no respondían anotando sus asistencias, no desesperaron su juego ni menos lo cambiaron por verse abajo en el marcador.

La paridad se mantenía al final del segundo cuarto. 43-39 estaba arriba Boston, pero bajo el control de los Cavaliers, que deslumbraban en defensa pero mostraban serias deficiencias en ataque. El poco porcentaje de conversión en triples era la prueba de que no andaban bien sobre el aro rival.

En el tercer cuarto llegaba la muestra más gráfica de la soberbia justificada de LeBron. Cuando quedaban tres minutos y 20 segundos en el marcador, el King detiene un intento de clavado de Terry Rozier con su mano derecha. Se queda parado bajo su aro hasta que termina la jugada, mientras sus compañeros contra atacaban la canasta rival. A esa altura, Cleveland estaba sacando credencial de finalista y superaban los puntos de Boston.

Los últimos doce minutos fueron la graduación de los Cavs, que de la mano de LeBron James, firmaron una nueva final a su historial. El marcador ya estaba a su favor y Boston pecaba de impreciso, el mismo mal que antes pesaba en la visita, pero que los Celtics no pudieron aprovechar.

Un doble-doble de 35 puntos y 15 rebotes alzaron a James como la mejor mano del partido, también por las nueve asistencias que repartió. La ausencia de Kevin Love por una conmoción tras chocar con Jayson Tatum en el sexto duelo no fue problema para los Cavaliers, que van por la final que se les negó la temporada pasada.

Lock full review www.8betting.co.uk 888 Bookmaker

Twitter @basketcl