“En la NBA puedes hacer lo que quieras: casinos, prostitutas...”

Escrito por Maximiliano Aguilera.

 

  • El exjugador de baloncesto repasa sin pelos en la lengua su etapa en la NBA y la ACB y explica capítulos insólitos de su vida como deportista de éxito

Joe Arlauckas , en un partido de veteranos
 
Joe Arlauckas , en un partido de veteranos (FOTO: Eduard Omedes)

El exjugador de baloncesto americano Joe Arlauckas (53 años) ha hablado para la revista Jot Down en una entrevista donde no se muerde la lengua y deja varias frases polémicas. El ex de la NBA con los Sacramento Kings y de la ACB con Saski Baskonia y Real Madrid habla de cómo era en su etapa de mayor éxito como jugador: “Tenía el ego por las nubes. Era muy hijo de p..., iba muy a la mía. La verdad es que me gustaría volver a vivir todo para poder hacerlo mejor”.

También se refiere a lo difícil que es gestionar ser un deportista de éxito: “Los deportistas suelen ser gente muy insegura. No somos muy inteligentes. A esas edades te encuentras incómodo, no encuentras tu sitio y el deporte se presenta como una manera de coger autoconfianza... Matrimonios que van fatal, infidelidades, gente poniendo los cuernos a todo el mundo... Porque todo el mundo tiene su vicio. El mío, por cierto, era salir por la noche y tomar copas”.

 

Arlauckas tiene respuestas controvertidas a las cuestiones sobre cómo es la NBA: “Con los Kings, éramos un equipazo, pero por las noches... En la NBA no te controlan. Se supone que eres un profesional. No es como aquí. Puedes hacer lo que quieras mientras rindas: casinos, putas, como veas. Eso sí, en el momento que baja tu rendimiento te echan. Ya está. Aquí están todo el día encima de ti, a ver adónde vas, qué comes. En los equipos de la NBA, los jugadores fuera del campo van más a su rollo. Eso de que somos un equipo… Sabonis me contó que en Portland los primeros cinco meses se los pasó solo en la habitación. Hay mucha gente esperando a que pierdas el sitio”.

 

Su confusión en Málaga con las procesiones

 

Y también se refiere a su etapa en el Málaga. “No sé cómo llegué a España, no tengo ni idea. Entrené en Milwaukee pero vi que no tenía sitio y me llamó mi agente con la oferta de Málaga: ‘Hay playa y hace sol’, me dijo. Pues ya está. Suficiente. Pero lo pasé fatal en Málaga por culpa de Pesquera”, dice. Relata asimismo un capítulo surrealista: “Un día me fui a las procesiones de Semana Santa con mi mujer y Ricky Brown, que era un ‘negrazo’. Estábamos tomando unas birras y a lo lejos empezaron a llegar los tíos con los gorros estos, que son como los del Ku Klux Klan. No te puedes imaginar cómo nos quedamos. Empecé a intentar que Ricky no se girase, pensando: ‘¡Hay que sacar al negro de aquí ya!’. Y le dije: ‘Ricky,no te gires’. Y ni caso, se dio la vuelta y se quedó blanco como un folio. Porque encima él era de Mississippi. Puso una carita…”.

Y por último, habla de su época en el Tau y la rivalidad con el Real Madrid: “Le cogí asco. Puedes decirlo: asco. Yo llegué con una mentalidad clara. ¿El Madrid el mejor equipo? Vete a la mierda. ¿El Barça el mejor equipo? Vete a la mierda. Al principio es que no sabía ni qué clubes eran”.

Lock full review www.8betting.co.uk 888 Bookmaker

Twitter @basketcl